El ego en las redes sociales

el-egosistema-600x536

Sin lugar a dudas todo nosotros tenemos a alguien muy cercano, ya sea un amigo, un jefe o un vecino, con aires de divo. Ese tipo de persona que se cree por encima de los demás, pese a que en su fuero interno sufre de una mediocridad que le cuesta reconocer. Hace algunos años esa mediocridad quedaba latente sólo en círculos cerrados, como el familiar o el de los amigos, pero cuando llegó a nuestras vidas el fenómeno de las redes sociales es cuando la mediocridad de algunos se hizo pública y notoria.

Bien es cierto que las redes sociales han sido un instrumento que nos han facilitado la vida tanto social como laboral. Podemos comunicarnos al momento con cualquier persona que viva al otro lado del mundo, encontrar amigos de la infancia que habíamos perdido la pista, expresar e intercambiar  nuestras ideas, compartir aficiones y noticias, realizar campañas de marketing y un largo etcétera. No obstante, según los psicólogos, éstas también se convierten en una arma dañina  para aquellos que padecen una baja autoestima no reconocida (inmadurez emocional).

Egocentrismo y Narcisismo

Los estudios al respecto desvelan que muchas personas se fabrican una vida que nada tiene que ver con su  monótona realidad. Crean la imagen que ellos quieren que vean los demás, por ello se dedican a promocionar sus banalidades, pero ampliadas al 100%; condecorarse ellos mismos con cargos de los cuales no están capacitados, y alguno que otro incluso se adjudica una licenciatura inexistente. En un momento u otro, al igual que ocurre cuando una persona tiene que demostrar lo que indica en su currículum, estas personas quedan desenmascaradas para una parte de sus seguidores. Es en este momento cuando las personas con baja autoestima se vienen arriba contando los “like” o “me gusta” de su perfil virtual, porque estos se comportan como una medicina necesaria para calmar su ego y retroalimentar la vida ficticia que se han creado.

La frase de Boogaard, aunque no este de acuerdo con ella porque la considero superficial,  si que viene a colación para terminar hablando del ego en las redes sociales.

En el pasado eras lo que tenías, ahora eres lo que compartes.

Godfried Boogaard

 

 

 

.

 

Advertisements