Anécdotas de enfermeras

-var-www-web.popularlibros.com-public_html-imagenes_grandes-9788483-978848346960

En las plantas de Cirugía hay una colección de “cosas extraídas del ano”; de hecho hay un museo donde se pueden ver desde consoladores de todo tipo, vibradores, un toy con dos cabezas largo como una barra de pan, velas, figuritas de tipo joyero redondas, el mazo de madera de los morteros, bolas chinas, botellas de Coca-Cola, de champagne… Durante una época se puso de moda meterse ratones por el ano, y los pobres se ahogaban y tenían que sacárselos en Urgencias. Lo más fuerte es que a lo mejor viene alguien con su madre de quién sabe qué edad admitiendo que estaba jugando con su pareja y se le han quedado dos pelotitas, y si no las evacuan naturalmente, hay que intervenir.

Fragmento del libro Anécdotas de Enfermeras, de Elisabeht G. Iborra

Advertisements