El Sonido de los Cuerpos, de Fernando J. López

portada-el-sonido-de-los-cuerpos-ficha

Después de leer la novela  El Sonido de los Cuerpos, de Fernando J. López, uno se pregunta hasta que punto juega la sinceridad en la relación de pareja. Si ésta a veces se camufla o preferimos camuflar las mentiras con más mentiras que nos ayuden a vivir la autentica realidad de ese “tú” y “yo” que forma la pareja. Y aunque la novela se basa en una trama negra, paralelamente no deja de ser un ejercicio de reflexión sobre las relaciones de pareja, ya que casi todos sus personajes en algún momento dado se cuestionan qué es lo que realmente buscan, quieren o a lo que están dispuestos a conformarse en todo lo relacionado con el amor.

La historia comienza con Mario, abatido por el reciente suicidio de Jorge,quien  ha sido su pareja durante once años. Mario no puede evitar analizar todos los porques que rodean a ese suicidio.   ¿Por qué se podía suicidar en ese momento un director que empezaba a darse a conocer en el mundo cinematografico¿  ¿Era su pareja realmente tan fuerte como demostraba o era sólo fachada? En ese duelo de preguntas sin respuestas es cuando aparece en escena Alma,  una periodista que ha empezado a investigar el asesinato de una niña prostituta y el de dos hombres que han aparecido muertos en la cama con una señal sobre sus espaldas: un pentagrama vacío. Asesinatos que en apariencia no tienen relación entre sí.

No soporto la idea de que alguien ajeno a nosotros conozca algo de ti que yo acabo de descubrir y que, quizá, no habría averiguado si no hubieses tomado la decisión de quitarte la vida. Empiezo a no discernir si ahora mismo me dueles o me indignas, si esto que me pasa es tristeza o es rabia, si me gustaría que volvieses para continuar el camino juntos o para reprocharte todo lo que hizo ese tú a quien no conocí (…)

A partir de este momento la historia da un giro que les llevará por unos vericuetos que unas veces mostraran pistas a Mario de la auténtica identidad de Jorge, aunque otras no harán más que confundirlo. Siendo así que hay momentos que Mario siente la necesidad de abandonar esa aventura detectivesca en la que le ha embarcado Alma.

Supongo que Mario tiene razón cuando insinúa que Jorge era un gran vendedor de sí mismo, todo un artista del marketing en un tiempo donde importa más saber comunicar el que mensaje que lo que contenga el mensaje en sí.

En la novela también aparecen dos personajes que, sin ser protagonistas, tienen mucha fuerza, ya que dan sustancia a la trama, tanto negra como amorosa. Una es la hermana de Jorge y el otro Saül. A mi parecer la primera es el único personaje que parece tener las cosas claras desde un principio, aunque la historia da mucho de sí para robarle algo de su seguridad. En cambio, el  personaje de Saül transmite una especie de ternura por su inseguridad, porque no sé sabe hasta que punto es consciente de que es sólo un pasatiempo sexual o de evasión para Mario.  Sean como sean, ambos ayudan también al lector a hacerse  un retrato más amplio de Jorge que, aunque muerto, no deja de ser una de los protagonistas de la historia.

El sonido de los Cuerpos  no es sólo una entretenida novela de trama negra, es una historia que sabe cómo deslizarse entre los orificios de la red de los sentimientos humanos, dejando al desnudo a todos sus personajes y provocando en el lector a qué se haga alguna que otra pregunta sobre sus relaciones…

Para ellos aún no has muerto, Jorge. Ni para Mario. Ni siquiera para Alma, que no te conoció pero te ha convertido en su mejor excusa para no hundirse cuando la realidad se le hace demasiado oscura. Todos hemos decidido dejarte con vida hasta que podamos cerrar tu historia, como si la pregunta sobre tu muerte fuera un buen eje sobre el que sostener la vulnerabilidad de nuestras vidas.

 

Editorial: Dos Bigotes

El Sonido de los Cuerpos, de Fernando J. López

Diseño de Portada: Raúl Lázaro
ISBN: 978-84-945170-5-1
Núm  páginas: 296
Precio: 18.95€

Sipnosis

El suicidio de Jorge, un director de cine en su mejor momento creativo, sume a Mario en un estado de perplejidad absoluta, donde se debate entre la desolación y la rabia. Incapaz de entender el porqué de la decisión de su pareja, intenta encontrar alguna respuesta en el cuaderno en que Jorge había empezado a esbozar las escenas de su próxima película.

Lo que Mario no puede imaginar es que esas páginas acabarán conduciéndolo hasta Alma, una periodista obsesionada por desvelar la identidad de un asesino que graba pentagramas en el cuerpo de sus víctimas. Juntos comenzarán un particular descenso a los infiernos donde, además de desentrañar las causas de las muertes que los rodean, habrán de enfrentarse a la verdad sobre sí mismos. Y sobre los nombres —y los cuerpos— que suenan en sus vidas.

Con El sonido de los cuerpos, Fernando J López firma una novela negra intimista y adictiva; una obra que se adentra en los enigmas de la pareja, la realidad que ignoramos de nosotros mismos y la atracción por la perversidad.

Advertisements